sábado, 27 de diciembre de 2008

Estado: apatía al 200%

Desde el domingo que vivo en una cúpula. Suelo ser de esas personas que se dejan embobar por el ambiente en estos días, pero este año, el fantasma de las Navidades Presentes solo me muestra cosas que no acaban de convencerme.

Lo que decía, duermo cuatro veces más de lo normal (y el rato que no duermo, lo paso sentada en la silla de mi habitación, eso sí, con la puerta cerrada), y hago un cuarto de las cosas que debería preparar para clase. ¡Porque vaya tontada lo de las puertas! Si fueran para estar abiertas, no habría puertas..No salgo de casa y si salgo, es para conducir 20 minutos de mi portal al portal de casa de mi abuela. Excepto ayer. Ayer, por fín, alguien me regaló el mejor momento del día; en la calle, con lluvia y palomitas de colores. No es que nadie no hubiese intentando regalarmelo antes, pero es que simplemente, no lo conseguían.

¿Sales a..? No. ¿Te vienes a..? No. ¿Te apetece un rato de..? ¡Que no! Soy una de esas personas adictas a hablar con los demás, a pasarme el día de un lado a otro cambiando de mesa y de café, a desgastarme los dedos escribiendo y llamando por teléfono.. Sin embargo hace unos días que no, y que peor aún, ni me importa. Además, es una de las cosas que últimamente ha cambiado en este giro de casi 180 grados..la resignación viene conmigo. Tanta indiferencia en el cuerpo, tanta poca fuerza de voluntad..Me da igual hacer que no hacer, ver que no ver, oir que no oir..Y para colmo alguien me niega la felicitación de fiestas por todo lo zorra que fui en el 2008, ¡supéralo de una vez! Ahora da lo mismo reirse de todo, que llorar por nada.

Me voy a la ducha, a dejar de pensar, que para eso estoy de vacaciones. Ya cambiaré de actitud cuando acabe este cuento de Navidad..

A los demás, siguiendo con la moda..¡Felices fiestas!

10 comentarios:

Ayla dijo...

Cuánta más importancia le des a esa sensación, más crecerá en su tamaño y no querrá irse de tu lado.
Deja correr el tiempo, que aunque ahora parezca que ha reducido su velocidad, pronto la recuperará y volverás a sonreír. No te obligues a estar triste porque eso sea lo que lo demás esperan de tí. El dolor seguirá en tu interior, pero hay que seguir viviendo.

Un besote, preciosa.

Caperucita dijo...

Todos pasamos por esas situaciones que parece que no deseamos lo que desean los demás, se tu misma y haz lo que te apetezca cuando te apetezca, a veces las barreras las ponemos nosotros mismos.

Un beso cielo.

UrothJRazail dijo...

La verdad, no te conozco ni po asomo lo que debería para intentar aconsejarte, pero si te sirve de ayuda (un ayuda que tal vez nisiquiera quieras), la apatía es algo que a todos nos ataca en alguna ocasión. Y muchas veces en fechas como estas, en las que todo el mundo se empeña en ser feliz, porque si no lo parecen les tachan de bichos raros.

Y sin embargo, estoy seguro de que la inmensa mayoría odia estos días.

Pero aunque nuestra pequeña habitación se empeñe en hacernos más compañía de la que en principio sería "normal", lo mejor de todo es que tiene una puerta, como tú dices, y que aunque se diseñó para permanecer cerrada, a alguien se le ocurrió ponerle un picaporte para salir afuera cuando te apetezca. Y espero que sea pronto (si tú quieres).

Dementes saludos.

UrothJRazail dijo...

A mandar ;)

Lebacsac dijo...

pero tú cuánto te cambias de fondo? jejej

pues chica... en parte yo estoy igual... no sé... es algo bastante extraño...

baH,la verdad, ya pasarán las navidades, q por ser eso, quiero q se pasen ya, y por ser vacaciones ,quiero q duren el doblee

:S

oh q contradictoria soy siempre por diosss

wno nu besiiinnnn desde Hu!

La Lola dijo...

Bueno preciosa, yo también me los pillo. Todos pasamos rachas y a mi estas fiestas no me gustan nada,pero les saco partido como me gusta salir y pasarmelo bien, pues no paro. Pero también me gusta estar sola aveces y no hacer nada, ni salir con nadie, ni leer a nadie....Todos tenemos días.
Gracias por la visita y por tu opinión y un abrazo

Eric dijo...

No es mi estilo dar consejos, porque no los tengo.
Además, mis sensaciones en las fiestas son bastante parecidas.
Qué decir... Ya pasará! Lo mejor que uno puede hacer, eso sí, es ponerlas por escrito.
Eso nunca va mal.

Nebulina dijo...

Ánimo..tienes derecho a llevarlo como quieras y puedas. El tiempo, y a veces más ayuda, lo terminan suavizando, que no curando.
Un besazo enorme!

Ariel_ dijo...

Buuuu, no se me logra ver bien tu blog a través de Firefox, pero bueno, pero se logra leer que es lo que importa.

Y nada aquí estoy, ya mas desocupado de la vida universitaria y con mas tiempo para mi.
Supongo que allá ya estarás en pleno invierno mientras acá hace un sol de verano estupendo... mas fresco que nunca.


Y nada ojala que haya pasado lo descrito por ti, y que el animo no decaiga!

Saludos Cris

Oscar García dijo...

No sabes cómo te comprendo. Estoy exactamente igual que tú, en estado de apatía, desganado de todo (hasta de escribir jaja).
Debería pasar horas diarias estudiando y soy incapaz, así que, a esperar que todo vuelva a la normalidad.
Besotes