domingo, 24 de mayo de 2009

It's time to be a big girl now.

Desde que he vuelto he estado buscando un buen momento para escribir algo, el mejor. Y creo que este podría serlo. En realidad, cualquiera podría serlo, lo que creo que pasa es que me he olvidado de hacer frente a las cosas, pero ya hace mucho que me fui. Ahora es Junio y hay q asumir que volvemos a estar aquí. Que hay que convivir con la familia, pensar en inglés (me juego mi segunda licenciatura), buscar un trabajo..Pero antes que nada, disfrutar del verano, y creo que me voy a permitir un respiro dejando las responsabilidades a un lado..

Pasaron un montón de cosas. Normal, porque aunque se dice pronto, no ha sido poco el tiempo que he pasado fuera y la verdad, que cada una de esas cosas ha sido más increíble que la anterior. Me alegro tanto de haberme decidido..que ahora tengo claro que volveré!

Hubo algo que me decepcionó, o que más bien no salió como esperaba y, ahora parece que vuelve escrito en tinta negra, pero supongo que esto también está dentro de lo que llaman hacerse mayor; aprender a superar las cosas, a cerrar asuntos y poder mirar atrás sin que duela. ¡Y estoy tan orgullosa de mí!

Visité países distintos; Argentina, Brasil, Uruguay y el límite con Chile entre lágrimas por un accidente. Recorrimos Iguazú, Bariloche, Tigre, Luján, Córdoba..cada uno de los barrios de Capital, ahora, amada Capital. Fuimos a musicales, a centros comerciales, a millones de ferias artesanales en la calle, a museos, q conciertos que acabaron en cervezas con mi grupo favorito..
En esos meses, encontré una luna y una flor para acompañar a mi mariposa. Hice amistades, pasé días y días de fiesta hasta que salió el sol, encontré algo, más bien alguien, que puso rojo el corazoncito llamándome pendeja al oído..Gasté dinero, bailé, grabé videos absurdos, superé mi miedo a dormir con cucarachas y tarántulas..¡Ah! Y ahora tengo un 10 en la parte práctica de mi carrera, aunque a veces se me olvida a qué se debía este viaje.

La verdad que es imposible contar cada detalle aunque aseguro que no he olvidado ninguno. Tengo en la cabeza horas y horas de anécdotas y aunque a veces pienso que no tiene nada de especial ya que hoy en día mucha gente vive este tipo de experiencias, la mayoría del tiempo me invade una sensación de satisfacción enorme; y es que, ahora soy alguien con historia. Alguien que ha encontrado ese momento que marca el antes y el después de muchas cosas.

En Zaragoza todo sigue exactamente igual a como lo dejé, pero por dentro, hay algo que es distinto y de momento, todas las señales indican que para mejor. Me siento bien, veo que he crecido y sé que queda tanto por delante..


He vuelto, pero esta vez, no pienso quedarme.
El mundo es nuestro :)







1 de casi 5000..Poqito a poco ;)

2 comentarios:

Ayla dijo...

Te doy la bienvenida oficialmente. Me encantan tus fotos, me encanta verte de nuevo tan cerca, me encanta escuchar que has vivido una aventura, que te has emocionado, reído, llorado... Espero que nos cuentes más cosillas de todo lo que has hecho (hasta donde se pueda contar) y que lo hagas a tu ritmo, poco a poco.
Me encanta verte de nuevo. Te mando un abrazo.
Te he echado de menos.
¿Te he dado la bienvenida?
;P

Narkia dijo...

Y hoy me siento como una mierda, no sé si por la resaca o porque las cosas últimamente no va bien.
Tengo ganas de verte en Madrid.
Muá.

P.d: que sepas que he leído tu blog, te he estado seguiendo desde que has vuelto y me alegro tanto lo que has vivido y sentido...